[CAMINO A RUSIA 2018] ¿Quiénes deberían reemplazar a los ausentes en Chile?

Pizzi Haddad

En Facebook hay un ilustrador fantástico -me encanta y se los recomiendo- llamado Haddad, que realiza divertidísimos comics cada vez que juega la selección chilena. El año pasado publicó una historia que incluía en un cuadro una caricatura de Juan Antonio Pizzi gritando desesperado: “Por qué nunca puedo jugar con toda la plantilla titular!!” Y estoy segura que la escena no debe estar muy lejos de la realidad, porque si hay algo que concederle a Pizzi es que no hay partido en el que no tenga a uno o varios jugadores titulares lesionados o suspendidos, con pésima suerte al respecto desde que asumió. Por supuesto, esta no es la excepción, porque justo para jugar frente a Argentina en Buenos Aires y Venezuela en Santiago, Pizzi no podrá contar con Arturo Vidal por suspensión (sólo frente a los transandinos) ni con Marcelo Díaz, lesionado en Celta justo antes de entregar la nómina. Y por si eso no bastara, Alexis Sánchez y Gary Medel también salieron lesionados el fin de semana con Arsenal e Inter. Por fortuna, al momento de escribir esta columna, se había descartado que lo del Pitbull fuera grave aunque igual entrenó diferenciado en Juan Pinto Durán al llegar a Chile. Lo de Alexis era más preocupante porque, según Arsene Wenger, su tobillo se veía muy mal y, aunque ahora dicen que sí estará disponible, sabemos que si se confirma su titularidad, jugará muy vendado, en condiciones de fragilidad que los argentinos querrán aprovechar en Buenos Aires. Igual todos nos acordamos del tobillo de Alexis en la final de la Copa América Centenario, justamente frente a Argentina, pero no es la idea arriesgarlo a ese extremo si lo muelen a patadas en el partido. Por mucho que él sí esté dispuesto a eso.

¿Cómo debería formar entonces La Roja sin dos de sus referentes o quizás tres? Por suerte, Pizzi ha sido mucho más abierto para buscar variantes en cada puesto y las formaciones alternativas ya no son ni tan pocas ni tan aterradoras como antes. Para mí, los reemplazantes de Díaz y Vidal deberían ser Gato Silva y Felipe Gutiérrez, respectivamente, juntándose con Aránguiz en el mediocampo. Pizzi los conoce muy bien, ambos fueron dirigidos por él en la UC y tienen experiencia en la selección frente a Argentina en partidos de alta presión, con buenos desempeños. Silva es un volante central con salida criteriosa, que reemplazó de excelente forma a Jara en la final de Copa América 2015, por lo tanto, debería tener la ductilidad para cumplir aplicadamente la doble función que realiza Díaz. A su vez, no sería primera vez que Gutiérrez juega en lugar de Vidal. Aunque su carácter sea diferente, el ex10 de la UC ha probado con anterioridad ser un eficiente volante mixto de alternativa en La Roja.

El único fracaso Es No intentarlo… ⚽️🇨🇱

A post shared by Alexis Sanchez (@alexis_officia1) on Mar 20, 2017 at 9:56am PDT

Creo que este post en Instagram de Alexis hace referencia a su tobillo. Seguro no está realmente bien, pero él quiere estar igual e intentarlo. ¿Pero qué pasa si al final se resiente o tiene que salir antes de tiempo a causa de esto? Yo reformaría el mediocampo con Aránguiz, Silva, Gutiérrez y Beausejour. Adelante Eduardo Vargas y Nicolás Castillo.

Muchos se plantearán qué podríamos hacer con el Mago Valdivia. Es un jugador que me encanta, pero no sabemos en qué nivel físico o futbolístico viene desde los Emiratos Árabes, ni cuántos minutos podría durar. Es una fantasía arriesgada de confrontar con la realidad, aún así, sólo uno de sus pases o tiros mágicos podrían bastar para cambiarlo todo. Además, ya tenemos claro que nunca ha sido prioridad para Pizzi, por lo tanto difícilmente se convierta en una alternativa real, al menos para partir. ¿Carmona? Sí, tiene bastantes convocatorias, pero hace muchísimo que no juega ni suma minutos en la selección, y más ahora estando en la MLS, creo que Gutiérrez le gana por su experiencia en estos casos y por competitividad de liga. Además viene de marcar un gol el fin de semana frente al Osasuna.

Igual, cada uno tiene su opinión y desde afuera suena todo muy fácil, pero nosotros sólo jugamos a tirar nombres… el único que manda aquí es Pizzi.